Rodaballo al horno

Encuentra tu receta de rodaballo

Rodaballo al horno con champiñones

Vamos ahora con el rodaballo de siempre pero preparado con ingredientes típicos de Asia como son la soja y el jengibre. Es una receta de unos 45 minutos, por lo que la podemos hacer en cualquier momento y tiene ese toque especial por el que es perfecto para visitas y comidas con amigos.

Además se puede acompañar de casi cualquier guarnición, sobre todo arroces y verduras a la plancha. Los ingredientes de la receta están indicados para 3 - 4 raciones.

Rodaballo al horno con champiñones

Ingredientes

  • 750 - 1000g de rodaballo (preferiblemente salvaje) cortados en 4 porciones y sin piel ni espinas.
  • 300g de champiñones
  • 6 cucharadas de jengibre fresco finamente picado
  • 2 dientes de ajo, bien picados
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo (se puede sustituir por aceite de oliva o de coco, pero se pierde parte del sabor característico del plato)
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Lo primero que haremos es precalentar el horno a 220º C, para tenerlo listo más adelante.

Lavaremos y secamos bien los champiñones y los cortaremos en rodajas. Después los colocamos sobre un recipiente de vidrio especial para horno, de manera que cubran aproximadamente tres cuartos de la superficie del recipiente.

Entonces agregamos el ajo, el jengibre, el aceite de sésamo y la salsa de soja. Por último, removemos bien todo para que se repartan los ingredientes de manera uniforme y salpimentamos.

Metemos las setas en el horno y dejamos que se cocinen durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando para que se hagan igual por todas partes.

Los champiñones deben quedar suaves, oscurecerse, disminuir bastante en tamaño y soltar un poco de jugo. Entonces sacamos la bandeja del horno, pero no lo apagamos ya que después volveremos a meterla.

Si aún no hemos cortado el pescado en 4 partes, lo haremos ahora y salpimentamos los mismos. Después les agregamos la parte sobrante del jengibre picante en ambos lados y los metemos en la misma fuente donde ya teníamos los champiñones.

Ahora volvemos a introducir la bandeja en el horno y dejamos horneando otros 10 o 12 minutos hasta que el pescado esté listo. Para saber si el rodaballo ya está perfectamente cocinado lo pinchamos con un tenedor para ver si se desmenuza fácilmente y tiene un color blanco y opaco.

Ya solo queda servir acompañado de una tempura, arroz basmati, un poco de col china salteada o la guarnición que más os guste.

Bon appétit!